Adaptarse a la rutina escolar

¿Cómo podemos mejorar la adaptación de nuestros hij@s al colegio?

Sin duda alguna, la capacidad de organización y tener siempre una actitud muy positiva, es un elemento fundamental para adaptarse a la rutina escolar.

Los padres deben de ser conscientes que se puede tardar entre una y cuatro semanas para completar la plena adaptación. Sin embargo, hay que tener presente que si los niños muestran síntomas de no adaptación tras un periodo superior a cuatro o cinco semanas, deberían acudir a un profesional para valorar que elementos pueden estar influyendo.

Los cambios de rutina, horarios mucho más estrictos, y el fin del eterno verano, generan en los niños y adolescentes un estado de estrés, el cual hay que tratar con cuidado.

Parece evidente pensar que, cuanto mayor es el alumno, cabe esperar una respuesta positiva al nuevo curso,  no obstante, los progenitores deben permanecer atentos a los periodos en donde los alumnos cambian del colegio al instituto, de compañeros, o sencillamente cambian de maestros o profesores.

Cambios que pueden resultar sencillos para  padres y madres, se pueden convertir en verdaderos escollos a superar para los niños y adolescentes.

Algunos consejos para mejorar la adaptación

Desde nuestra academia de inglés Go! British School of Languages, os queremos dejar algunos consejos para que, una vez comenzado el curso, el periodo de adaptación sea lo más liviano posible:

 

1 Dejar organizado todo el material escolar con suficiente antelación para que el niño no salga de casa ya estresado y con ansiedad desde primera hora de la mañana.

2 Un buen cálculo de tiempo que se necesita para levantarse, desayunar, y traslados al colegio o instituto, ayudará a comenzar el día con buen pié.

3 La actitud firme y paciente de los progenitores es fundamental. El ejemplo que les damos a nuestros hijos hablando bien del colegio y de nuestros propios trabajos, les ayuda a afrontar su propia vida de forma positiva. Parece obvio pensar, que si estamos constantemente quejándonos de nuestra vida y de nuestro propio trabajo, ellos también lo harán del colegio.

4¡Ojo con la alimentación! Un alumno bien alimentado, podrá rendir física y psicológicamente a un nivel superior. Un déficit de nutrientes y de vitaminas, influye en su concentración, capacidad de aprendizaje y adaptación.

5 ¡RUTINA DE ESTUDIO! Si si, y lo ponemos en mayúscula, ya que es vital, fundamental, prioritario, que los alumnos tengan claras las “reglas del juego” desde el primer día. Deben de ser conscientes de su rutina diaria, actividades extraescolares y lúdicas. Y lo más importante, tienen que conocer el tiempo que deben de dedicar al repaso de las actividades académicas.

6 Y por último, el tiempo de juego. Hay que animar a los niños y adolescentes a que tengan su tiempo libre. Cuando son pequeños, hay que jugar con ellos para afianzar los lazos de confianza, y cuando son adolescentes, procurar que siempre tengan su propio espacio para desconectar y cargar pilas.

El mundo globalizado en el que vivimos, requiere de personas que tengan amplias habilidades organizativas, constantes y con infinitas ganas de “comerse el mundo”

0 respuestas en "Adaptarse a la rutina escolar"

Deja un mensaje

© Go British Todos los derechos reservados.
X